- 1 septiembre, 2015

Medición del Ruido en Zonas Habitacionales

Captura de pantalla 2015-09-01 a las 13.09.53
Uno de los aspectos que más preocupa a las personas que van a comprar casa es el ruido alrededor de ella.  A nadie le gusta estar expuesto a constante ruido de máquinas industriales, música u otros sonidos desagradables; además la exposición constante a niveles extremos de ruido puede conducir a la pérdida inducida de la audición, lo que reduce la calidad de vida. Las grandes empresas constructoras deben tener en cuenta el uso del dosimetro para medición del ruido antes de permitir que las casas sean habitadas.

Alrededor del mundo, cada vez más personas tienen daños auditivos a causa del ruido excesivo, por esta razón muchos países han implementado programas de preservación de la audición en los que se tiene previsto el uso de dispositivos como el sonómetro o medidor de decibeles, que permite conocer el rango de ruido que se genera por el uso de la maquinaria de trabajo y, valorando los decibeles que pueden causar una lesión en el oído de quien se exponga, debe utilizarse la protección adecuada y, al mismo tiempo, mantenerse dentro de los estándares de ruido que la normativa de la localidad tenga contemplada.

Los programas de protección auditiva suelen incluir la evaluación y monitoreo de la exposición al ruido que viven los trabajadores en el día a día, de modo que no se expongan a niveles dañinos de ruido y, además, se les brinden los elementos de protección personal que ayuden a reducir el riesgo de daño auditivo.  

Existen diferentes tipos de medición de ruido, los principales son:

El dosímetro personal. Ya que cada miembro laboral ejecuta una tarea específica, su exposición al ruido es diferente a los demás miembros del equipo; la tarea del dosímetro es medir los niveles de ruido al que se expone cada trabajador. Para una medición correcta es necesario que el trabajador lleve consigo el dosímetro en la parte del cuerpo que esté más expuesta, lo cargará durante toda su jornada laboral.

El sonómetro. Este aparato se utiliza para medir y grabar los niveles de ruido ambiental, este aparato además de ayudar a cuidar la salud del trabajador permite a las empresas respetar las normas de ruido ambiental y a las personas que transiten o vivan en los alrededores. Además el sonómetro ayuda a escoger adecuadamente los equipos de protección auditiva para el personal laboral.

Cabe destacar que desde febrero de este 2015, entró en vigor una nueva norma sobre ruido ambiental en la que se ponen límites más estrictos en la generación de sonido en el Distrito Federal. Sin embargo en cualquier lugar los sonidos causados por construcción generan un ruido ensordecedor, en una zona habitacional.

¿Tú ya te cercioraste de que la zona en la que vas a habitar tiene niveles de ruido adecuados?

Vía: Bienesraices-blog.com

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías