- 19 febrero, 2019

El derecho a la información inmobiliaria en México

Fuente: Elfinanciero.com.mx

La disponibilidad incluye el acceso a los archivos, registros y documentos públicos. Por ello se crea el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales.

El derecho a la información es una de las ramas del derecho que han surgido recientemente en los países occidentales. En los Estados Unidos, la industria de los bienes raíces se estima que representa 2.9 trillones de dólares, esta cifra es impactante en el país más desarrollado del mundo.

Allá la información inmobiliaria es abundante y pública, de tal manera que es de gran utilidad para las familias y así también para las empresas analizarla para poder tomar las mejores decisiones de inversión para optimizar los retornos de sus recursos económicos.

En México, en el 2013, con las reformas a los artículos 6 y 7 de nuestra Carta Magna, el derecho a la información quedó expresado en el sentido que toda persona tiene derecho al libre acceso a la información plural oportuna, así como a buscar, recibir y difundir dicha información.

El derecho incluye el acceso a los archivos, registros y documentos públicos. Por ello se crea el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales.

En el sexenio pasado de acuerdo con la SEDATU, se invirtieron dos mil millones de pesos para la modernización de los Registros Públicos de la Propiedad y Catastrosde nuestro país. Y para eficientarlos, se creó el Sistema Integral de Gestión de Información Registral y Catastral. Incluso hay una Iniciativa de Ley General para Armonizar y Homologar los Registros Públicos Inmobiliarios y de Personas Morales y los Catastros, ya aprobada por el Senado.

Indudablemente que hay mucha información valiosa que pudiéramos recibir mensualmente de los Registros Públicos y del Catastro. El tener un reporte donde nos informaran en cada Estado de la República que volumen de operaciones en unidades y en valores se realizaron en cada uno de los municipios de dicha entidad, conoceríamos mejor la realidad del mercado. Igualmente, nos pudieran informar cuántas de dichas unidades vendidas fueron casas unifamiliares, departamentos, locales, bodegas, terrenos, etcétera. Con dicha información pudiéramos los economistas analizar las tendencias en los municipios y los estados en materia de inversiones inmobiliarias.

También nos hace falta que en todos los municipios del país cuenten con los Planes de Desarrollo Urbano de manera pública y en línea. Hace algunos años presentamos una petición al llamado “Municipio Modelo” de San Pedro Garza García, en Nuevo León, lo que resultó en hacer público los Usos y Destinos del Suelo, las Densidades por manzanas y lotes. No cabe duda que replicar esto en todo el país ayudaría a cualquier ciudadano desde su casa u oficina a conocer la información sin perder tiempo en las oficinas de gobierno y sin necesidad de ser forzados a la clásica “mordida” para obtenerla.

También se tendrían que atender menos solicitudes de información a los funcionarios públicos que laboran en las Secretarías de Desarrollo Urbano a nivel Federal, Estatal y Municipal. Y finalmente sería muy útil a la sociedad y al gobierno implementar mejores políticas públicas para elevar el bienestar en las comunidades.

Con abundante información pública y en línea, los Asesores Inmobiliarios también pudiéramos tener mejor criterio para poder aconsejar a nuestros clientes y prospectos sobre dónde invertir y en qué tipo de inmueble les resulta más conveniente, rentable y seguro.

Ojalá que los gobiernos recién electos en el nivel federal, estatal y municipal sean capaces de impulsar este derecho a la información que consagran nuestras leyes.

El autor es experto del sector inmobiliario en México. Es presidente de la firma de bienes raíces líder en el País, REALTY WORLD México, y presidió la Federación Internacional de Profesiones Inmobiliarias (FIABCI) en 2014, 2015 y 2016. Capítulo México.

Opine usted: jorge@realtyworld.com.mx


Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías